Published On: Lun, Mar 13th, 2017

EL MARINO PASA APUROS ANTE EL COLUNGA 

Pevida logró el gol luanquín al filo del descanso.

Carrio Quilligan detuvo un penalti a Jairo Cárcaba.

Javier Rodríguez.

12-03-2017

El Marino sacó adelante su partido ante el Colunga con bastantes apuros, merced a un gol logrado por Pevida en el 44′. Los luanquinos que siguen a seis puntos de la cuarta plaza, sufrieron en la primera parte y mejoraron ligeramente en la continuación. En el tramo final, Jairo Cárcaba tuvo la opción de aportar tranquilidad con un lanzamiento de penalti que consiguió rechazar Carrio Quilligan.
José Luis Rodríguez le tiene tomada la medida al Marino, como lo demuestran los triunfos en Santianes, esta temporada y la anterior y las derrotas por la mínima en Miramar. El cuadro colungués salió al campo con José Ángel y Marcos como centrales, Sergio y Usillos en el doble pivote y de ahí en adelante imperó la libertad de movimientos para Abraham, Saby Naya, siendo estos dos últimos los más avanzados.
Adolfo Pulgar utilizó el once previsto, con Llerandi y Geni en el doble pivote. Los azules recibieron el primer susto en el 12′. Naya ganó la espalda a los centrales y quiso picarle el balón, por encima, a Davo, sin conseguirlo. En esa acción se lesionó el meta luanquín, con un “pinchazo” en el bipceps femoral y aunque aguantó hasta el descanso, Marcos le sustituyó en la segunda mitad, para evitar una lesión mayor.
Los locales, sin el ritmo deseable, tuvieron sus opciones en un disparo de Pevida, en el 22′, en un centro chut de Pablo Suárez en el 30′, en un cabezazo Trabanco en el 31′ y en otros remates de Coutado y Cárcaba. En el 42′, Naya se escapó y la defensa azul evitó el remate de Zucu. El respiro le llegó al Marino cuando concluía la primera mitad. Llerandi remató, la pelota pegó en el larguero y Pevida anduvo listo para recoger el rechace y aunque Carrio tocó, no pudo evitar el gol.
Tras el descanso, Marcos ocupó el portal gozoniego y Guaya veía una tarjeta que le impedirá estar el próximo domingo en El Requexón.  Carrio Quilligan realizó una buena intervención ante un remate de cabeza de Geni y volvió a acertar tras un remate de Pevida. Sergio lo intentaba con un disparo cruzado que saldría ligeramente desviado. En el 82′, el colegiado Blanco Rodríguez señaló penalti de Marcos sobre Cárcaba. El máximo realizador local lanzó la pena, pero Carrio Quilligan intuyó la trayectoria y evitó el 2-0.  En el 85′, Marcos detuvo un lanzamiento de Abraham y ya en los tres minutos de tiempo añadido, Barrio Quilligan detuvo los remates de Pablo Suárez y Jairo Cárcaba.
El Marino ganó que no es poco, aunque su juego no fuese brillante y jugará el próximo domingo, a las 12 horas en El Requexón, ante el Real Oviedo B. El Colunga viajará el sábado a Pola de Lena, para medirse a la S.D. Lenense, a partir de las 18,30 horas