Published On: Vie, Feb 24th, 2017

Foro reclama diferenciar las edificaciones de explotaciones en suelo rústico

Oblanca señala que “la regularización catastral está creando incertidumbre en el mundo rural y tiene que evitar penalizaciones e identificar correctamente lo que son inmuebles o edificaciones de uso agroganadero de los que no lo son”//

23-febrero-2017 (Madrid).- Isidro Martínez Oblanca ha pedido en el Congreso de los diputados que en el proceso de regularización catastral para el periodo 2013-2017 “sean aplicadas exenciones o limitaciones de tributación para aquellas edificaciones indispensables vinculadas a explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales situadas en suelo rústico y también a las que por su singularidad (caso de los hórreos paneras y cabazos asturianos y gallegos) forman parte de la economía tradicional del mundo rural”.

Para el diputado nacional de FORO, “el proceso de regularización catastral tiene que evitar penalizaciones e identificar correctamente lo que son inmuebles o edificaciones de uso agroganadero o forestal, de los que no lo son”. Oblanca advierte que “el proceso de regularización catastral en marcha está sembrando incertidumbre en el mundo agroganadero porque puede tener impactos sobre determinadas construcciones o edificaciones indispensables para las explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales que están en suelo rústico, asignándoles valores que no tienen nada que ver con la realidad de nuestros núcleos rurales”.

Y pone como ejemplos singulares los casos de “los hórreos, paneras y cabazos asturianos y gallegos, y también el de establos y otras edificaciones rurales que hasta ahora estaban exentas de tributación y que deberían seguir estándolo”.

Martínez Oblanca ha propuesto, en una enmienda a una moción de ERC,  “que el valor catastral de las construcciones rústicas debe establecerse teniendo en cuenta la reforma del Sistema de Financiación, y apoyar el desarrollo del mundo rural mediante regularizaciones que no incrementen los valores catastrales  en las explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales”.

Intervención de Isidro Martínez Oblanca en el Pleno del Congreso:

Muchas gracias, señora presidenta:

El proceso de “regularización catastral”  que viene derivado de los cambios legislativos que se aprobaron en la X Legislatura está creando incertidumbre en el mundo agroganadero porque puede tener impactos sobre determinadas construcciones o edificaciones indispensables para las explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales que están en suelo rústico, asignándoles valores que no tienen nada que ver con la realidad de nuestros núcleos rurales. Es el caso singular de los hórreos, paneras y cabazos asturianos y gallegos, pero también el de establos y otras edificaciones rurales que hasta ahora estaban exentas de tributación y que deberían seguir estándolo.

Si esta regularización catastral no se hace bien supondrá en la práctica una repercusión impositiva (caso del IBI pero también repercusión en plusvalías, impuesto de transmisiones patrimoniales y actos Jurídicos documentados en caso de compraventas, herencias, donaciones, IRPF, entre otros) que tiene que modularse para evitar tratamientos injustos, inseguridad jurídica y perjuicios económicos injustificados. Por lo tanto el proceso de regularización catastral tiene que evitar penalizaciones e identificar correctamente lo que son inmuebles o edificaciones de uso agroganadero o forestal, de los que no lo son.

En la interpelación, el Ministro de Hacienda vinculó todo este proceso a la reforma del vigente sistema de Financiación Autonómica que nosotros en FORO consideramos imprescindible y urgente hasta el punto de que ya tenía que haberse afrontado porque en 2009 no fue apoyado por la mayoría de las Comunidades Autónomas afectadas y quebró el principio de solidaridad que, según nuestra Constitución, debe informar las relaciones entre los distintos territorios de España.

 Ese importante compromiso del Gobierno -que FORO comparte y urge a su cumplimiento- nos impide apoyar esta Moción de ERC, si bien hemos querido enmendarla con un texto en el que se insta al Gobierno a:

1.- Acometer el establecimiento del valor catastral de las construcciones rústicas en el marco de la próxima revisión de la reforma del Sistema de Financiación Autonómica.

2.- Incorporar variables para mejorar los criterios de distribución de fondos de financiación en beneficio de las regiones españolas que desde 2009 (fecha de aprobación del vigente Sistema de Financiación Autonómica) han resultado perjudicadas o desfavorecidas por circunstancias económicas y geográficas (caso de los núcleos rurales de montaña), mediante una redistribución más equitativa de los recursos.

3.- Apoyar el desarrollo del mundo rural mediante procesos de regularización que no supongan incremento de los valores catastrales  en el caso de las explotaciones agrícolas, ganaderas o forestales.

4.- Aplicar exenciones o limitaciones de tributación para aquellas  edificaciones indispensables vinculadas a explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales situadas en suelo rústico y también a las que por su singularidad (caso de los hórreos, paneras y cabazos asturianos y gallegos) forman parte de la economía tradicional del mundo rural.