Published On: Vie, Feb 3rd, 2017

El Principado anuncia que controlará las emisiones de las baterías de Avilés

La consejera Belén Fernández promete “un plan” para reducir el benceno en Trubia y Avilés//

 

02-02-2017

El Gobierno de Asturias trabaja en un plan a corto plazo para reducir las emisiones de benceno en Trubia y aplicará medidas puntuales en las baterías de Avilés, donde, sin llegar a superar los límites, se han registrado valores más altos de lo habitual. La consejera Belén Fernández ha anunciado hoy que estas actuaciones se desarrollarán al margen de las medidas incluidas en los planes de calidad del aire para la ría de Avilés y la aglomeración de Gijón.

La titular de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha comparecido en el pleno de la Junta General. En respuesta a una interpelación de Ciudadanos, ha informado de que Medio Ambiente ha revisado la autorización ambiental de la siderúrgica para imponer nuevos sistemas de control en el perímetro de las baterías de Avilés. Asimismo, se establecerán valores límites para el benceno, de carácter anual, mensual y horario, medidos a través de tres estaciones.

En Trubia operan dos empresas. Una de producción de coque de hulla y alquitrán y otra a la producción de alquitrán. Ante los altos valores registrados desde el verano en la estación de la red oficial, Medio Ambiente trabaja en un plan de acción a corto plazo para reducir el riesgo de superación de los límites legales.

También está en marcha la revisión de las autorizaciones ambientales de tales empresas para establecer condiciones estrictas en los niveles de inmisión de benceno en su entorno. Además, se están exigiendo mejoras en las instalaciones para reducir las emisiones (la emisión es el benceno que expulsan las factorías; la inmisión se refiere al porcentaje de benceno que realmente se respira).

Fernández ha anunciado que su consejería llevará a cabo una campaña de mediciones simultáneas en el entorno de las industrias, y contratará el apoyo de una empresa especializada que analice los planes presentados por las empresas, valore si pueden acortarse los plazos para realizar las mejoras y plantee nuevas propuestas para evitar que se produzcan incumplimientos.

La consejera ha reivindicado el intenso trabajo llevado a cabo desde el Principado en el desafío colectivo de mejorar la calidad del aire y ha solicitado la implicación y las propuestas de todos: “dos planes implementados y evaluados, dos nuevos documentos con actuaciones hasta 2019,  un plan de acción con medidas inmediatas para el benceno, una alianza con 16 ayuntamientos del área central, una ley por un transporte más sostenible y un plan de movilidad para el área metropolitana”, ha resumido.