Published On: Mie, Feb 8th, 2017

Cultura busca una solución con el Ayuntamiento de Siero que garantice la conservación del palacio de Celles

El consejero Genaro Alonso recuerda que Patrimonio ha actuado siempre con todo rigor en la salvaguarda de este monumento

07-02-2017

 

El consejero de Educación y Cultura, Genaro Alonso, ha afirmado hoy que su departamento está estudiando la protección del Palacio de Celles (Lavandera, Siero) de forma coordinada con el Ayuntamiento para buscar una solución que garantice su conservación.

 

Alonso ha concretado que Cultura ya ha remitido al consistorio un documento “que podría servir de base para la redacción de un proyecto de intervención en el palacio, que garantice su consolidación mínima y su conservación hasta que se encuentre una fórmula que pueda propiciar la implantación de un uso respetuoso con sus valores culturales”. El consejero considera que debe plantearse una propuesta positiva para todas las partes implicadas.

 

Alonso, que ha realizado estas declaraciones durante su comparecencia ante la Comisión de Educación y Cultura de la Junta General del Principado, ha reconocido que este monumento, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2003, presenta “un evidente estado de abandono, con las partes no habitadas en estado de conservación crítico o deplorable”. También ha recordado que Cultura ya participó en 2004 en el estudio y valoración de las condiciones de un convenio entre la propiedad del palacio y el Ayuntamiento de Siero que lo hubiesen puesto en manos públicas y garantizado así su conservación y mantenimiento, pero que no fructificó.

 

La Consejería de Cultura, dentro de sus competencias, ha tramitado desde entonces las denuncias relativas al estado de conservación del palacio. En 2007, Patrimonio realizó un informe técnico que detallaba las obras necesarias y su estimación económica y se comunicó a la propiedad la obligación del deber de conservación y el detalle de las obras de ejecución inaplazable.

 

De igual modo, Cultura ha cumplido durante este periodo con su deber de inspección y control, ha efectuado varias inspecciones técnicas al monumento y ha elaborado los correspondientes informes y propuestas de actuación.

 

Alonso ha añadido que se ha instado reiteradamente a la propiedad a cumplir con el deber de conservación y a presentar un proyecto de mantenimiento del edificio. Ante la nula respuesta de la propiedad, la consejería ha impuesto multas coercitivas y ha llegado a presentar denuncia ante el Ministerio Fiscal.

 

El consejero ha señalado que en la actualidad hay un contencioso entre el Ayuntamiento y la propiedad, la cual solicitó en 2014 al consistorio la declaración de ruina del edificio. El ayuntamiento, a su vez, solicitó a la Consejería el preceptivo informe en la tramitación del expediente municipal.

 

En la actual situación, ha manifestado Alonso, es preciso combinar “la necesaria protección del patrimonio cultural con la elemental prudencia y la seguridad jurídica, y esperar hasta que se resuelva el recurso judicial”.