Published On: Mar, Dic 20th, 2016

Milongas de la China

Luis José de Ávila

19 diciembre 2016

Avila 6No me cuenten milongas de la China. Ser presidente de la gestora socialista quita sin duda alguna tiempo y energía a Javier Fernández para gobernar Asturias. Esta misma mañana se encuentra en Madrid para acompañar en el Congreso a José Luis Rodríguez Zapatero, a quien el aparato socialista está recuperando, dios sabe para qué, con motivo de un acto del grupo parlamentario socialista para conmemorar el décimo aniversario de la Ley de Dependencia. Por tanto, en la planta noble del palacio de Presidencia en la calle Suárez de la Riva las luces están apagadas y es que, pienso, el jefe del Ejecutivo asturiano debería de estar en la tierra que le vio nacer negociando in extremis que le aprueben el proyecto de presupuestos aunque por el momento la presidenta del Partido Popular y lideresa de la oposición Mercedes Fernández se haga la dura.

Temas como el que nos ocupa no se deben de dejar en manos de colaboradores por mucha confianza que el presidente del Principado tenga en Dolores Carcedo. Los síntomas de Asturias cada vez son más negativos por mucho que queramos vestir la perdiz. Ahí está la postura de los tres ayuntamientos de las comarcas centrales, Lena, Mieres y Langreo, gobernados por Izquierda Unida, abandonando la mancomunidad de la Montaña Central y dejando por tanto al resto, en manos del PSOE, con el trasero al aire.

Javier Fernández apuesta ahora, por fin, por poner en marcha un área metropolitana en la zona central encontrándose de momento con la oposición del ayuntamiento de Gijón que no solo no es capaz de resolver el problema de los accesos ferroviarios a la ciudad sino que ve cómo el Sporting va camino directo a la segunda división. Foro no quiere perder ser gobierno en el principal concejo de la región con una alcaldesa al frente, Carmen Moriyón, con muy buena opinión pública, apoyada además por los socios de Podemos y con un PSOE desnortado desde el desmembramiento del grupo socialista, los Sanjurjo y los Felgueroso, y con una Izquierda Unida inoperante y un Partido Popular que se está recomponiendo aún de la crisis en la villa de Jovellanos. Quien parece y desaparece como el Guadiana es el secretario general de Foro y ex presidente del Principado Francisco Alvarez-Cascos. El otro día le vi en los informativos de la TPA meterse con el gobierno regional y apoyar la construcción de un nuevo centro de salud en Cangas del Narcea. No crean que el vecindario apoya tal iniciativa porque una parte del mismo teme que si Sanidad invierte euros en esa construcción desatenderá las inversiones en el Hospital con fama de funcionar muy bien y atender perfectamente a esa zona de suroccidente de Asturias.

Menos mal que los cinco grupos parlamentarios presentes en la Junta General del Principado dieron “luz verde” a un crédito extraordinario de 67 millones de euros con destino a la Consejería de Sanidad. Lo mismo deberían de hacer con los presupuestos, eso sí, pasando el PSOE por el aro de modificar el impuesto de sucesiones que nos coloca a los asturianos en inferioridad de condiciones respecto a un ciudadano de Cantabria o de Madrid, por citar dos autonomías. Así lo quiere el grupo Popular y espero que lo consiga. Por cierto, aplaudo a los de Podemos, sin que sirva de precedente, que continúan donando parte de sus salarios para proyectos solidarios y culturales. El resto de los representantes, unos y otros, solo suelen preocuparse de sus ingresos para aprobar aumentos cada año. Como si ya ganaran poco.

Menos mal, estimado Javier Fernández, que el principal medio de comunicación de Asturias, La Nueva España, celebra su 80 aniversario poniéndole deberes a través de una serie de artículos, eso sí, siempre de los mismos, en un interesante número especial que se vende junto el diario de hoy. Deberes que tendrá que asimilar estas navidades para cuando se deshaga de la gestora y encare 2017 con cierta fuerza y perspectiva política antes de que en Asturias echemos el candado por defunción demográfica.