Published On: Vie, Dic 23rd, 2016

El impuesto de sucesiones tendrá un mínimo exento de 300.000 € con el acuerdo PP-PSOE

Mercedes Fernández señala que el actual gravamen que se aplica en Asturias “es intolerable e inasumible, porque no es justo que los asturianos paguemos más que el resto de los españoles”//

22-12-2016

Mercedes Fernández ha anunciado este jueves que su partido apoyará los presupuestos de Asturias a cambio de poner en marcha una ley que rebajará el impuesto de Sucesiones. La presidenta del Partido Popular señaló que esta ley beneficiará a partir de 2017 a muchos asturianos, al doblarse hasta los 300.000 euros el mínimo exento, a la vez que se mejoran las condiciones fiscales de la vivienda habitual y de las explotaciones rurales.

Mercedes Fernández explicó el acuerdo presupuestario alcanzado con el Gobierno regional. “Un acuerdo por Asturias, en defensa del interés general de los asturianos, no en un acuerdo entre partidos”, subrayó para destacar que el actual Impuesto de Sucesiones que se cobra en Asturias “es intolerable e inasumible, porque no es justo ni equitativo que los asturianos paguemos más que el resto de los españoles; los agravios comparativos no se pueden tolerar”.

En este sentido, recordó que el PP ya logró en 2015 rebajar en dos puntos los tramos autonómicos del IRPF.

La presidenta indicó que por este motivo, el PP puso el acento en que “Asturias salga del agravio comparativo en que nos tiene inmersa la izquierda, y como no era posible corregir a la baja el Impuesto de Sucesiones a través de enmiendas al Presupuesto, que serían calificadas de totalidad, lo que supondría devolverlo al Gobierno, acordamos se remita a la Junta una ley que regule el Impuesto y que entre en vigor en 2017”.

Mercedes Fernández advirtió de que si las enmiendas de totalidad presentadas por otros grupos consiguen devolver el proyecto al Gobierno, “Asturias sigue con un mínimo exento de 150.000 euros, y con un error de salto gravoso e injusto”.

“El PP quiere que eso se evite, y por esa razón hemos negociado no presentar una enmienda de totalidad”, señaló.

La líder popular remarcó que el PP “prefiere un discurso más práctico y no uno grandilocuente que lleve a los asturianos a escuchar bonitas palabras, pero seguir en el agravio comparativo del Impuesto de Sucesiones”.

Así, y gracias al PP, el mínimo exento será de 300.000 euros, el doble que hay en la actualidad, con la corrección del llamado error de salto, “que yo llamo error socialista”.

Mercedes Fernández afirmó que también es “anacrónico y gravoso” el tratamiento fiscal de la vivienda familiar habitual. La situación actual pasa porque para obtener la bonificación del 99 por ciento tenía que estar en el patrimonio de los herederos por un periodo de 10 años, sin poder venderla.

Con el acuerdo presupuestario, el PP ha logrado que se pueda vender en un periodo de 3 años, manteniendo las misma bonificación. “La sociedad ha cambiado y los herederos muchas veces viven fuera de Asturias o de la localidad familiar, y no es justo seguir pagando el IBI y los gastos ordinarios y extraordinarios durante diez años, es decir, que en lugar de suponer un ingreso suponga un gasto”.

Asimismo, el pacto incluye una reducción de la base imponible en las explotaciones agrarias, una bonificación que ya existe en comunidades como Galicia o Andalucía.

De todas formas, Mercedes Fernández recalcó que el objetivo del Partido Popular “era y sigue siendo la eliminación del Impuesto de Sucesiones para los herederos directos, es nuestro modelo fiscal y es lo que haremos cuando el PP obtenga el próximo gobierno del Principado”.

“Es nuestro objetivo, pero no es posible ahora porque a los socialistas les gustan los impuestos más que a los niños las chuches, y lo que tratamos de hacer es ir aminorando esa exagerada presión fiscal”, afirmó.

La presidenta insistió en que “Asturias está mejor con un Presupuesto aprobado, no es la panacea para todo, pero sirve para solucionar alguna cosa”.

En este sentido, destacó que los Parlamentos “se tienen que poner como objetivo general que los asturianos no vean solamente disputas estériles, líos entre los políticos y ausencia de acuerdos”.