Published On: Mar, Oct 11th, 2016

Cascos culpa a los gobiernos del PP y el PSOE de los problemas del carbón

Afirma que “la mecha del barreno que puso en marcha el cierre de la minería del carbón nacional en 2018 la encendieron en 2010 Almunia y Zapatero”//

Álvarez-Cascos (Foro).

Álvarez-Cascos (Foro).

10-octubre-2016 (Pola de Laviana)

Francisco Álvarez-Cascos, afirmó hoy durante su intervención en la convención del partido del Valle del Nalón que “los problemas del presente y del futuro del carbón tienen como responsables, a medias, a los gobiernos del PP y del PSOE, pues se iniciaron en el año 2010, cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero y el Comisario de la Competencia era Joaquín Almunia”.

El secretario general de Foro añadió que “si el PSOE y el PP, cuando gobiernan en España, defendieran la minería europea del carbón como la defiende Foro, al amparo del principio de soberanía energética, no se habría llegado a la situación actual de amenaza de desaparición total, tanto de la minería pública como de la privada”.

Álvarez-Cascos recordó que “la mecha del barreno que puso en marcha el cierre de la minería del carbón nacional en 2018 la encendieron en 2010 Almunia y Zapatero para dar la estocada de muerte al sector. En connivencia con una propuesta europea de Almunia, el gobierno socialista de Zapatero puso en marcha en España un Plan ya diseñado con la aprobación del Decreto de garantía de suministro, en el que se puso la fecha del 31 de diciembre de 2014 para el fin de  la exigencia de compra del carbón autóctono por las térmicas, por lo que la decisión de poner la fecha de cierre de la minería del carbón nacional en 2018 fue fruto de la acción combinada de los socialistas Almunia y Zapatero, uno en Europa y otro en España”.

Finalmente, Álvarez-Cascos explicó que “como advirtió FORO en el momento de su firma, el Plan de la Minería de 2013 firmado por el Gobierno de Rajoy con los sindicatos y los empresarios resultó un Programa de cierres de pozos mineros y que, tras llevar 3 años en vigor, acumula un retraso importante en el pago de las ayudas al sector, y no exige a las centrales térmicas la compra de carbón autóctono, en benefició del carbón de importación. Y lo mismo sucedió un año después con HUNOSA. Como dijimos en su día, el acuerdo de HUNOSA de 2014 era un Plan CERO:

C de cerrar tres pozos,

E de eliminar la mitad del empleo,

R de renunciar a la diversificación,

O de olvidar cualquiera alternativa de reactivación para las comarcas mineras”.

“Lamentablemente, el tiempo está dando la razón a FORO, mientras el presidente del Principado sigue sin mover un dedo, y los socialistas siguen derramando hipócritamente lágrimas de cocodrilo para disimular sus responsabilidades”, concluyó Álvarez-Cascos.