Published On: Jue, Ago 11th, 2016

La alcaldesa de Castrillón dice que el festival de El Pinar de Salinas “no supone agresión alguna a la memoria de la fosa común”

Yasmina Triguero señala que “lamentablemente aún desconocemos con exactitud dónde yacen los cadáveres”//

Afirma que el monolito que señala la existencia de la fosa común es un lugar elegido “simbólicamente” para recordar “las víctimas de la masacre franquista”//

Homenaje a la República, hoy, en el monolito de la fosa común del Pinar de Salinas (foto M.C)

El monolito de la fosa común de El Pinar de Salinas. //F. M.

11-08-2016

La fiesta no cambiará de ubicación. La alcaldesa de Castrillón, Yasmina Triguero, ha manifestado hoy por medio de un comunicado que el festival ‘Songs for an Ewan day’, que se celebrará en El Pinar de Salinas este viernes y el sábado, “no supone agresión alguna a la memoria de la fosa común”. La regidora (IU) ha señalado que “lamentablemente aún desconocemos con exactitud dónde yacen los cadáveres” y afirma que el monolito que señala la existencia de la fosa común es un lugar elegido “simbólicamente” para recordar “las víctimas de la masacre franquista”.

Presentes en un homenaje del Ateneo Republicano. (f. M.C.)

Homenaje a las víctimas del Ateneo Republicano de Castrillón en El Pinar de Salinas. //F.M.

 

La alcaldesa ha calificado de “polémica falsa, estéril y partidista”, la que se ha desatado por la celebración de este evento musical y ha realizado las siguientes aclaraciones:

“La localización exacta de la fosa común, que se asegura se verá afectada por el festival, se desconoce. De hecho, ese espacio forma parte de un área mucho más amplia, de alrededor de 1 millón de cuadrados, parte de ella libre y otra parte ocupada, tanto por infraestructuras viales, como por equipamientos públicos, zonas residenciales e, incluso, áreas de terreno industrial. En la zona del Pinar, en estos momentos, se están desarrollando estudios en colaboración con la Universidad de Oviedo y Asociaciones para la Memoria Histórica para establecer si existe alguna fosa.

El enclave que, con un monolito, señala la existencia de una fosa común en el Pinar es un lugar elegido simbólicamente para representar que en esa zona yacían víctimas de la masacre franquista, pero no está situado sobre fosa alguna documentada. En sus aledaños existe también, desde hace décadas, y al no tenerse una referencia exacta de las fosas, un área recreativa y de ocio que quienes están detrás de esta polémica conocen perfectamente pero que nadie cuestiona. Precisamente, este monolito señalizados fue el primero que se colocó, de todos los que se instalaron en Asturias, y a instancias de IU cuando gestionaba la Consejería de Bienestar Social y Vivienda, dando cumplimiento además a la Ley de Memoria Histórica. 

(Ilustración de un fusilamiento en El Pinar de Salinas, recogida en el libro Memoria y Olvido en la Quinta Pedregal, de Pablo Corral).

(Ilustración de un fusilamiento en El Pinar de Salinas, recogida en el libro Memoria y Olvido en la Quinta Pedregal, de Pablo Corral).

El respeto a las víctimas se demuestra con respeto y no con la utilización política y partidista de un acto que no supone, en modo alguno, menoscabo a la memoria de quienes fueron asesinados por cuestiones ideológicas.

El respeto a la memoria se demuestra con la verdad y sin la distorsión de la realidad, a sabiendas, con el único objeto de intentar empañar una trayectoria impecable en lo que a la lucha por las libertades y los derechos de las personas se refiere, en una historia jalonada por represión,  juicios sumarísimos, desapariciones forzadas y asesinatos que IU conoce en primera persona del singular y del plural: los muertos de las cunetas son nuestros propios muertos.

Izquierda Unida de Castrillón, de Asturias y Federal han estado en el germen de cuantas iniciativas y propuestas se han desarrollado en ámbitos municipales, autonómicos y estatales en defensa de las víctimas del franquismo y en la promoción de la verdad, la justicia y la reparación. Y hoy seguimos en primera línea para defender los derechos de quienes fueron tan injustamente represaliados y asesinados, de ellos y ellas, y de sus familias porque, como los muertos, son nuestras propias familias.

Más allá de la polémica, el festival no supone agresión alguna ni a la memoria, ni al respeto ni a la dignificación de un lugar en el que, lamentablemente aún desconocemos con exactitud dónde yacen los cadáveres de tantas personas que dieron su vida en la defensa de las libertades, y que hoy algunos tratan de instrumentalizar.

Para Castrillón, y para mí como alcaldesa, es importante la memoria, la verdad, la justicia, la reparación y la dignificación de aquellos lugares en los que tanto se ha sufrido y, por eso, nuestro empeño en la localización exacta de las fosas, algo que todavía no se ha logrado y para lo que habrá que esperar a que se concluyan los estudios en marcha y a lo que destinamos todos nuestros esfuerzos.

Una vez logremos contar con esas ubicaciones, se procederá a su acotamiento y a su dignificación, insistiendo, una vez más, en que dignificar no significa, en absoluto, cerrar el paso a la memoria ni tampoco a cualquier acto que no suponga menoscabo a la dignidad de quienes allí fueron sepultados para ocultar el crimen. El objetivo, siempre, tiene que ser visibilizarlos”.