Published On: Vie, Jul 29th, 2016

‘Pokemon Go’ alumbra la figura del caminante ‘zombi’ en las ciudades

Según un estudio del Pew Research, el 53 por ciento de los usuarios de móvil chocan o tropiezan mientras miran su dispositivo//

¿Carril smartphone para peatones con móvil? Expertos de la UOC apuestan por las tecnologías de vestir (wearables) como solución para aligerar riesgos e incidentes//

El ilustrador satírico polaco Pawel Kuczynski, ha difundido a través de las redes sociales una imagen crítica sobre este fenómeno a la que llama ‘Control’, en la que arremete contra Pokémon GO.

29-07-2016

Millones de personas en todo el mundo caminan ya por las ciudades con la mirada puesta en el móvil. Es el llamado distracted walking, dumbwalking, zombiewalking o caminante zombi o peatón con móvil. Según un estudio del Pew Research, el 53 por ciento de los usuarios de móvil chocan o tropiezan mientras miran su dispositivo. y Cada día crece el número de zombis que forman parte del paisaje urbano.

Pokémon Go ha inundado las calles los últimos días, así como las portadas informativas. El fenómeno provocado por el videojuego, disponible en 35 países y con más de 35 millones de descargas, se ha abordado desde múltiples ángulos: la cotización de Nintendo en bolsa; la adicción que genera; la brecha generacional en el uso del videojuego; escenarios de juego; pokeparadas y pokedadas, entre otros. Pero, sin duda, los accidentes e incidentes registrados en el espacio público han centrado la atención de autoridades y medios, y ponen encima de la mesa el debate sobre la seguridad o los peligros (según cómo se enfoque) de andar mirando el móvil.

Las autoridades promueven campañas de seguridad vial para concienciar de los riesgos de accidente por el uso del móvil mientras se conduce. Desde hace unos días, y a raíz de la aparición de Pokémon Go, el foco se ha ampliado y abarca también a los peatones, a los que se advierte de la necesidad de respetar las normas de seguridad vial y prestar atención a su alrededor mientras caminan. Incluso el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid ha puesto de relieve que estar concentrado mirando el móvil puede incrementar en un 40 %el riesgo de sufrir un accidente.

Nuevo paisaje urbano

Los peatones con móvil o zombiewalkers transforman las imágenes de la ciudad. Según Francesc Núñez, sociólogo de la UOC, «ya hace tiempo que la virtualidad genera nuevas dinámicas sociales en la medida en la que genera nuevas formas de relación e interacción y amplifica y potencia las ya existentes». En el caso de la aplicación que hace furor, «estamos ante un juego que combina (no es el primero ni el último) la esfera del mundo virtual con la esfera del mundo físico, dos esferas donde generalmente los individuos transitan o habitan por separado, pero que en este caso se combinan».

Núñez añade que «según su incidencia social habrá que, como siempre ocurre, generar nuevas pautas de uso y de relación con esta nueva tecnología y con los otros jugadores y el resto de personas que se vean implicadas. Nuevas formas de interacción social requieren nuevas reglas y pautas de comportamiento y de buena conducta».

Retos para la gestión de la ciudad

¿Qué retos conlleva en la gestión de la ciudad y la planificación urbanística? Para Jordi Borja, urbanista y profesor de la UOC, en las ciudades «hay retos mucho más importantes que pensar en juegos de gente ociosa que perturban la vida cotidiana de la mayoría de los ciudadanos que andan ocupados o quieren disfrutar de las ofertas de la ciudad. Es una especie de juego que transmite valores de individualismo negativo y de competencia gratuita».

Para el experto, opciones como el carril smartphone, que ya es una realidad en alguna ciudad de China, no son la solución. De hecho, Borja asegura que «no pueden segregarse espacios para cada función o actividad. Es más, se tiende a integrar la movilidad en los espacios públicos polivalentes, como el tranvía». Ante la nueva realidad, «simplemente hay que sancionar comportamientos que conlleven riesgo o molestias para los demás».

El impacto de los dispositivos de vestir, clave

Otro de los interrogantes abiertos es si la industria de los dispositivos de vestir podría ser clave para combatir fenómenos como este. En opinión de Xavi Vilajosana, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la UOC e investigador del IN3, «los dispositivos de vestir pueden como mínimo aliviar los riesgos, por ejemplo, activando vibraciones en pulseras ante la proximidad de algún obstáculo en la vía».

Vilajosana sostiene que «el propio móvil puede ser el elemento central, ya que está dotado de varios sensores y una cámara frontal y posterior que pueden utilizarse como sistema de guía o asistencia en el movimiento cuando el usuario mira el móvil». Sin embargo, «esta no es la alternativa más segura» desde el punto de vista de la seguridad vial.

Algunos coches ya van equipados con sistemas que deshabilitan las notificaciones al móvil mientras se conduce. «Estos sistemas podrían extenderse al movimiento de los usuarios y por medio de los sistemas de medición inercial de los móviles se deshabilitarían ciertas funciones. Del mismo modo, podría combinarse esta información con datos de GPS, balizas (beacons), etc. que limitarían el acceso o la ejecución de ciertas funcionalidades o aplicaciones en situaciones de riesgo», añade.

El experto subraya que en el caso específico de la realidad aumentada, «choca en cierto modo con la movilidad; por tanto, toda aplicación que extienda nuestra percepción de la realidad constituye un riesgo, como distracción».

Y artilugios como las gafas de Google (Google glasses), «con las que podíamos explorar el espacio visual cercano y el lejano sin cambiar la posición de la cabeza», chocan con el hábito, la ergonomía y la usabilidad de la tecnología. Aún queda, pues, un largo camino para encontrar alternativas seguras al zombiewalking.

Crítica del ilustrador Pawel Kuczynski

El ilustrador satírico polaco Pawel Kuczynski, ha difundido a través de las redes sociales una imagen crítica sobre este fenómeno a la que llama ‘Control’, en la que arremete contra Pokémon GO.