Published On: Vie, Jul 29th, 2016

El soterramiento de FEVE en Langreo suma ya más de 10 millones y finalizará en 2017, según Fomento

La consejera Belén Fernández estima en un 87,5% el grado de ejecución de los trabajos, en los que este año se han invertido 10,65 millones//

–   La construcción de la estación de La Felguera comenzará en el segundo trimestre del próximo ejercicio

28-07-2016

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha cifrado hoy en 87,5% el grado de ejecución de las obras de soterramiento de las vías de FEVE en Langreo, que está previsto finalicen en septiembre de 2017. Fernández, que ha visitado hoy la marcha de esta actuación junto con el director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra, ha señalado también que  la construcción de la estación de La Felguera comenzará el segundo trimestre del próximo año.

El soterramiento de la actual línea de FEVE Gijón–Pola de Laviana a su paso por la zona urbana del concejo de Langreo, en el que se han invertido este año 10,65 millones, afecta a un tramo de 2.987 metros e incluye la ejecución de dos nuevas estaciones: Los Llerones y La Felguera, ésta última subterránea, además de un túnel de 1.320 metros excavado entre pantallas de pilotes y con una losa de fondo y otra de cubierta.

Hasta el momento, las obras han consistido en la reposición de numerosos servicios afectados, la ejecución de una pantalla de pilotes, la construcción de la nueva estación de Los Llerones, el desvío y encauzamiento del arroyo de Candín y la estabilización del terreno en las inmediaciones del edificio del Incubatic. Actualmente se está llevando a cabo la excavación entre pantallas, cuyo volumen asciende a 100.000 m3, y la ejecución de la losa inferior, de los cuales ya se ha realizado un 10%.

La consejera ha destacado el buen ritmo de en la ejecución de las obras, así como su complejidad técnica por la ubicación en un entorno urbano, lo que ha obligado a trabajar en condiciones complicadas para minimizar los riesgos y las molestias a la población. Esto ha supuesto la necesidad de poner en marcha cuatro desvíos ferroviarios y establecer un servicio alternativo en autobús durante seis meses entre las localidades de Laviana y Tuilla.  Además, la intervención dentro del nivel freático del río Nalón ha exigido adoptar soluciones complejas para garantizar la comunicación del acuífero interceptado por la nueva estructura subterránea.