Published On: Jue, Jun 9th, 2016

EL AVE A ASTURIAS, EN EL TÚNEL

El Principado denuncia que el ministerio “carece de plazos para la terminación de las obras y la única actividad se limita a retirar argayos//
ave asturias obras. E. Press

Imagen del archivo de los túneles.

09-06-2016

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha asegurado hoy que el Ministerio de Fomento que preside Ana Pastor no maneja plazos ni soluciones para las numerosas deficiencias y errores que tienen prácticamente paralizadas las obras de la variante ferroviaria de Pajares, para cuya conclusión el Gobierno de España no tiene siquiera fechas estimativas.

Belén Fernández ha mantenido hoy un encuentro en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, tras solicitar una reunión urgente con la ministra para conocer el estado real de la variante así como las perspectivas y plazos para su finalización.

Al término del mismo, al que ha asistido también el director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra, ha señalado que el balance es “desolador”, puesto a que, pese a los numerosos frentes abiertos, la obra está prácticamente paralizada y la única actividad se limita a la retirada de tierra de los argayos que afectan a la ladera perforada a la altura de Sotiello, en Lena.

La titular de Medio Ambiente ha asegurado que, de acuerdo con la información suministrada por Fomento, no hay perspectivas de adjudicar contrato alguno en el corto plazo, ni compromisos de finalización de la obra o, al menos de algún tramo intermedio. Una situación, ha señalado, que provoca gran preocupación en el Gobierno de Asturias por la falta de voluntad política del Ejecutivo central con una infraestructura estratégica para el Principado.

“Con unas elecciones a la vuelta de la esquina es absolutamente imprescindible un cambio en el Gobierno de España, porque de lo contrario el AVE probablemente llegue a Galicia antes que a Asturias y, en nuestro caso, se detendrá en León y la Variante sería una infraestructura colosal, importantísima, pero a la vez fallida porque con el PP no apunta maneras de terminarse y ponerse en servicio”, ha alertado.

Durante aproximadamente una hora y media, la consejera se ha interesado por cuestiones como el montaje de las vías, la estabilización del talud, la ventilación, los sistemas de seguridad y otras cuestiones de superestructura pendientes. Asimismo, preguntado por el estado del tramo entre León y La Robla, el secretario de Estado ha evidenciado una clara ausencia de previsiones respecto a su ejecución.

La consejera ha incidido en que un plazo “realista” y “hasta generoso” a la vista del estado de la obra sería que la variante entrase en servicio en 2017, dado que la ministra y el jefe del Ejecutivo comprometieron en sede parlamentaria que las obras estarían terminadas primero en 2014 y, posteriormente, en 2015. “Entendemos que con presupuesto y voluntad política podría ser una realidad, pero no está en el ánimo del Ministerio trabajar en esa dirección”, ha zanjado.