Published On: Jue, May 12th, 2016

El Ayuntamiento de Oviedo contratará una auditoría externa sobre el caso de Villa Magdalena

“El equipo de gobierno reclama responsabilidades penales y patrimoniales a Gabino De Lorenzo y Jaime Reinares y exige la dimisión del actual Delegado de Gobierno, de Agustín Iglesias Caunedo y de Gerardo Antuña”

Ana Taboada y Wenceslao Lópezy Cristina Pontón. // Ayto. Oviedo.

Ana Taboada y Wenceslao Lópezy Cristina Pontón. // Ayto. Oviedo.

12-05-2016

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, ha anunciado esta mañana que el Ayuntamiento contratará a una empresa externa la realización de una auditoría jurídica y económica sobre el proceso de Villa Magdalena “que determine dónde, cuándo y quién ha realizado irregularidades”, según recoge una nota de prensa del consistorio publicada en su página web.

López ha efectuado este anuncio tras fallar ayer el Tribunal Supremo en favor de la empresa Comansa, dueña inicial del palacete que fue expropiado por el Gobierno de Gabino de Lorenzo. Esta sentencia supone que “el Ayuntamiento de Oviedo deberá pagar en torno a 30 millones de euros más por dicha expropiación, cuyo coste final se elevará por tanto a cerca de 60 millones de euros”.

El alcalde hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por la vicealcaldesa y portavoz de Somos, Ana Taboada y por la portavoz de IU, Cristina Pontón.

Wenceslao López comenzó su intervención asegurando que el de ayer era un día “negro y triste para Oviedo porque el ‘gabinismo’ ha golpeado duramente a este Ayuntamiento”.

El primer edil ha explicado que tras un largo proceso judicial, el Tribunal Supremo ha aceptado en parte el recurso presentado por Comansa,  empresa que recordó, “compró Villa Magdalena a finales de los años 90 por casi 3 millones y ha pedido al Ayuntamiento de Oviedo a lo largo de los años multiplicar ese precio por veinte hasta los casi 60 millones de euros”.

El regidor, que reconoció sentir una “mezcla de cabreo y tristeza”, añadió que el equipo de Gobierno defenderá hasta el final “con contundencia y rigor” los intereses del Ayuntamiento. En este sentido y  “por razones de estrategia judicial”  evitó dar una cifra exacta de la cuantía que debe abonar el  Consistorio “ya que el importe exacto debe dirimirse en sala”.

Para López, el caso Villa Magdalena es la “antítesis de lo que debe ser el uso de los fondos públicos” y un ejemplo claro de una cultura basada en la corrupción generalizada.  Así, recordó que hay otros asuntos que aún no están resueltos, como el Calatrava, y citó cuatro grandes “losas” que la Administración del PP deja a la ciudad: Villa Magdalena, El Asturcón, el Calatrava y Cinturón Verde.

Por último, aseguró que la auditoría señalará posibles responsabilidades patrimoniales “pero los responsables políticos son claros y evidentes: el actual delegado del Gobierno y ex alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo y su heredero, Agustín Iglesias Caunedo, portavoz del Grupo Municipal del PP y ex concejal de Economía”, a los que pidió su dimisión.

“Un día Negro”

La vicealcaldesa y portavoz del grupo municipal Somos, Ana Taboada manifestó, según recoge el texto de la web del Ayuntamiento: “Hoy los ovetenses, este equipo de gobierno y la ciudadanía, estamos indignados. Es un día negro por el desastre de Villa Magdalena, la esencia de la política del PP para beneficiar a un compañero de partido, Rodrigo Rato Figaredo, cuya familia era propietaria del palacete, Gabino De Lorenzo impulsó un convenio con él, con Miguel Ángel Menéndez del Fueyo como intermediario, viejo colaborador suyo –del que alguien debería de investigar su relación con De Lorenzo en  su primera campaña electoral-. Compró por 2,6 millones de euros el inmueble y tras romper las negociaciones con el entonces alcalde se llegó a una expropiación que le ha supuesto  un ‘pelotazo’ de casi 60 millones de euros para las arcas municipales, una operación que supone que tengamos la biblioteca más cara de la historia de la humanidad”.

Taboada añadió que “el PP y su gestión al servicio de los suyos generó en Villa Magdalena la tormenta perfecta y abocó al Ayuntamiento a un operación temeraria,  en plena aplicación de ley del suelo de Aznar, con Rato en el gobierno, y que protegía a los propietarios de las expropiaciones, se negó a consignar el justiprecio en contra de un acuerdo de una  comisión de gobierno y año tras año, en no menos de trece plenos, fue apercibido por la oposición del riesgo al que sometía a las arcas municipales y que hoy se convierte en catástrofe”.

“Aquel delirio de De Lorenzo es hoy un cráter en el presupuesto que podría suponer el doble de lo que hay consignado. Estamos hablando”, continuó Taboada, “del doble del importe destinado a inversiones en el presupuesto de este año o 300 euros más por cabeza para cada uno de los ovetenses que pagamos impuestos”.

“En no menos de tres plenos”, relató, “estaban sentados en ellos el entonces concejal de Presupuestos y control y posteriormente de Economía, Agustín Iglesias Caunedo, actual portavoz del PP y también el concejal Gerardo Antuña”, actual portavoz adjunto de los populares en el Consistorio, por lo que exigió “la inmediata dimisión de ambos” y al Partido Popular” que se la exija “de sus cargos públicos y políticos e idéntico proceder para el actual Delegado del Gobierno en Asturias, Gabino De Lorenzo, ex alcalde”.

En su opinión “Oviedo está por encima de las visiones ideológicas. La defensa de los intereses de los ovetenses debe mover al PP a asumir la responsabilidad de este desastre que afecta a todos los ciudadanos y ciudadanas, a los conservadores y a los que no lo son. Sepa el PP que en Oviedo muchos ovetenses comparten su ideario pero que antes que nada son eso, ovetenses, y van a defender su ciudad. No olvidarán su indignante episodio, al margen del carné que cada uno lleve en el bolsillo”. A este “agujero”, indicó “hay que sumarle los más de 50 millones de El Asturcón y el Calatrava. Desde aquí quiero animar a todos los vecinos y vecinas a exigir responsabilidades. Ya está bien. Esto en nuestro querido Oviedo, nunca más“.

La portavoz de IU, Cristina Pontón recordó que “el Ayuntamiento no consignó el dinero cuando era su obligación porque si lo hubiese hecho, en tiempo y forma, el dueño no podía haber pedido una nueva retasación”. IU, insistió, “no se cansó de pedir en todos los plenos que se consignara y aquella Junta de Gobierno ordenó la consignación y esto se hubiera evitado”. Es pues, a juicio de Pontón, “una negligencia de Gabino de Lorenzo y de Jaime Reinares. Hay que abrir un procedimiento jurídico para pedirles responsabilidades patrimoniales y penales a Gabino De Lorenzo y a Jaime Reinares; IU pide que el Ayuntamiento les reclame a ellos el dinero que todos tenemos que pagar. Es un asunto de extrema gravedad, un expolio que determinará varias mandatos y no solo éste y que vamos  a sufrir todos y todas en la merma de nuestros servicios”.