Published On: Sab, Feb 20th, 2016

Las otras elecciones

Luis José de Ávila
18 febrero 2016

Avila 6Los micrófonos indiscretos captaron en Bruselas un diálogo entre el premier británico David Cameron y el presidente en funciones del gobierno español Mariano Rajoy en el que éste opinaba que Pedro Sánchez no tiene posibilidades de ser elegido jefe del Ejecutivo y que, por tanto, iremos a unas nuevas elecciones generales que se celebrarían el 26 de junio próximo. Precisamente de la misma opinión es el presidente del Principado Javier Fernández. Y yo también, pero antes tendremos en Asturias otras elecciones importantes aunque no políticas, las de rector de la universidad una vez que el actual, Vicente Gotor, termina su segundo e improrrogable mandato.

Parece ser que habrá cuatro candidatos, todos ellos cualificados profesores, como son Agustín Acosta, Jose Muñiz, Pedro Sánchez Lazo y . Los dos primeros pasan de los 60 años, el tercero es posible que al final no se presente y el cuarto, Santiago García Granda, catedrático de la rama de ciencias, es el que al decir de los analistas más posibilidades tiene.

Aunque con excepciones la Universidad de Oviedo ha ido bajando, como la autonomía, y no solo de alumnos. Llegó a tener 45.000 y hoy no llega a 25.000 con borrones imperdonables aunque no siempre atribuibles a la institución, caso del hoy por hoy fracasado campus de Mieres.

Pese a todo el balance del rector saliente es positivo. Gotor es una persona seria, con gran prestigio como investigador en el campo de la química. Como tantos otros profesores a lo largo de la historia es un aragonés que encajó perfectamente en nuestra sociedad y que ha llevado la nave universitaria por unas aguas en muchos casos turbulentas y cicateras lo que viene ocurriendo desde que nuestra primera institución docente dejó de depender del Ministerio de Educación para pasar a depender del Principado en tiempos en los que el incombustibleAntonio Trevín, sí, el que suena para ministro de Fomento, era jefe del Ejecutivo asturiano. Debo decir que entonces no se negoció bien tan importante trasferencia y ahora la universidad paga el pato de los escasos recursos que posee la autonomía.

Un buen amigo, el catedrático de geología Guillermo Corretge, recientemente jubilado, todavía hoy me comentaba que aún siendo de ciencias él opina que sería bueno para la institución que el nuevo rector fuera de la rama humanista, tras muchos años de que el titular fuera de la rama científica. Soy también de la misma opinión pero a la vista de lo que se habla en la Universidad me temo que los candidatos serán todos científicos. Quizás José Muñiz, catedrático de psicología, sea el más humanista, pero así están las cosas.

Me consta que Vicente Gotor tuvo desde un principio la acertada obsesión de que para potenciar la institución ésta debía de implicarse mucho más de lo que está en la propia sociedad asturiana a través del mundo de la empresa. El problema está en que cada vez tenemos menos empresas importantes en nuestra región y en algunos casos sus dirigentes o propietarios no tienen el más mínimo interés universitario. Además, como vuelva a ocurrir incidentes como el que acaba de pasar en la Facultad de Económicas donde un grupo de personas afectados por los desahucios y alumnos radicales insultaron gravemente a los ponentes de una mesa en la que estaba el director general del Herrero/Sabadell Pablo Junceda y el presidente de la patronal Pedro Luis Fernández, apaga y vámonos. Hoy mismo, en otro acto, el presidente de FADE manifestaba no haber sufrido en su vida semejante ultraje con tales insultos y descalificaciones de grueso calibre. La dirección de la institución que yo sepa ha dado la callada por respuesta. Solo el ex rector Juan Vázquez, que estaba presente, ha expresado públicamente su condena y repulsa a lo ocurrido.

Est&aacute: bien, por supuesto, la libertad de expresión y hasta la protesta improvisada pero a mi de peque”o me ense”aron que mi libertad terminaba donde empieza la del vecino, a sí que ojo al parche. Y además, salvo las clásicas reseñas del incidente en los medios de comunicación, está sociedad, la nuestra, decadente donde las haya, ha mirado como tantas otras veces para otro lado ignorando lo que, por lo menos, fue una grave falta de educación y civismo.

Dentro de unos días la maquinaria electoral de la universidad asturiana se pondrá en marcha. Incluso me soplan una fecha para la elección de rector: el 14 de abril. Si no recuerdo mal es el aniversario de la proclamación de la República. Curioso