Published On: Lun, Feb 8th, 2016

Cogersa destina un millón de euros para incentivar la recogida de materia orgánica

 

Las ayudas cubren hasta el 50% de los gastos justificados en comunicación o publicidad, compra de contenedores, recogida y transporte//

Planta de Cogersa.

Planta de Cogersa.

08-02-2016

El consejo de administración de la Compañía para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, Sociedad Anónima Unipersonal (Cogersa SAU), presidido por la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha aprobado hoy las bases que regirán la convocatoria de ayudas a la puesta en marcha de servicios municipales de recogida por separado de desechos orgánicos destinados a reciclaje. La convocatoria dispone de una cuantía máxima de un millón de euros, con cargo a los presupuestos anuales de esta sociedad.

Cogersa activa por tercera vez esta línea de ayudas destinada a apoyar a los consistorios en el inicio de un servicio que se enmarca en sus competencias de gestión de residuos y cuyo fin es aumentar el reciclaje. La consejera de Medio Ambiente y presidenta de Cogersa ha pedido hoy a los ayuntamientos un esfuerzo adicional en este objetivo, acogiéndose a la gran oportunidad que supone esta nueva convocatoria.

En 2014 y 2015, recibieron estas aportaciones los ayuntamientos de Avilés, Castropol, Castrillón, Gijón y Mieres, que son los que pusieron en marcha el servicio. Con el acuerdo de hoy, Cogersa prorroga automáticamente a estos cinco consistorios la posibilidad de seguir beneficiándose de las ayudas a la recogida (retirada del residuo de los cubos o contenedores), con una asignación total subvencionable de 159.736,13 euros (IVA no incluido).

El quinto contenedor -llamado comúnmente así porque se suma a los de recogida separada de papel y cartón, envases ligeros y envases de vidrio, así como al de la fracción mezclada o todo uno- está presente ya en diferentes zonas y barrios de cinco municipios. En su interior se han de depositar, correctamente clasificados y sin envoltorios ni recipientes, los restos de alimentos cocinados y no cocinados que se desechan en viviendas y comedores colectivos (colegios, hospitales, residencias), así como en los procesadores, mayoristas y distribuidores de alimentación (mercados y supermercados). Junto con ellos, se pueden incluir los posos y filtros de café e infusiones, o las cáscaras de frutos secos.

En 2015 se recogieron en los contenedores marrones de los cinco concejos participantes 304.620 kilogramos de biorresiduos. Su destino es la planta de biometanización que Cogersa tiene en Serín desde 2013, con capacidad para tratar 30.000 toneladas anuales. Del proceso biológico de digestión anaerobia (en ausencia de oxígeno) que se reproduce a escala industrial en su interior se obtiene un gas rico en metano (biogás) que se usa como combustible en el equipo de generación eléctrica de Serín y un compost (enmienda orgánica) que mejora las cualidades orgánicas y físicas del suelo cultivable.

Con esta convocatoria de ayudas económicas, Cogersa sufraga hasta el 50% de los costes derivados de las actuaciones que los ayuntamientos lleven a cabo para poner en marcha el servicio, lo que incluye campañas de comunicación y sensibilización ambiental, adquisición de contenedores y cubos específicos, o la recogida viaria y el transporte hasta las instalaciones centrales del consorcio en Serín.

Para completar esta acción, Cogersa puso en marcha en 2014 un incentivo económico que consiste en la bonificación total (gratuidad) de la tarifa de tratamiento de los residuos orgánicos que los ayuntamientos entreguen clasificados en la planta de biometanización. Esta iniciativa cuenta con otra asignación anual presupuestaria de un millón de euros.