Published On: Mar, Oct 20th, 2015

Carta de los Trabajadores en Lucha a Emilio Lledó, Premio Princesa de Comunicación y Humanidades

 

Las Asambleas de Trabajadores en Lucha de Asturias le expresa su su “respeto y admiración”, explicándole el motivo de la protesta en Escandalera el día de la entrega de los Premios y le solicitan una entrevista//

20-10-2015

Respetado Don Emilio:

Le escribimos esta carta para explicarle porqué, a pesar de la admiración que sentimos hacia algunas de las personas que reciben el premio Princesa de Asturias, como usted,  el día de la entrega de estos  premios estaremos en la Plaza de la Escandalera, frente al Teatro Campoamor, protestando por nuestra situación laboral y por la de Asturies, con más de 100.000 parados, cierres de empresas, ERES, privatizaciones y todo tipo de recortes, generados por una política económica criminal e inhumana desarrollada por políticos corruptos para beneficio propio y de sus socios y padrinos financieros.

Tanto su trayectoria como la claridad de sus ideas, tan necesarias en estos tiempos oscuros, nos animan a explicarle los motivos de nuestra protesta en ese día y en ese lugar concretos.

Las Asambleas de Trabajadores y Trabajadoras en Lucha de Asturias agrupamos a diferentes colectivos laborales que peleamos unidos contra los efectos de legislaciones genocidas y corruptas como la Reforma Laboral (una ley que nadie votó, ya que no figuraba en ningún programa electoral).

Nos apoyamos en nuestras luchas y participamos en las de otros colectivos porque entendemos que la solidaridad y el apoyo mutuo  son fundamentales, no sólo para enfrentar esta brutal ofensiva del capitalismo depredador, sino como eje del cambio social que es necesario y urgente en nuestro país.

Una parte importante de nuestra actividad consiste en la denuncia de estas políticas económicas y sociales injustas e inhumanas mediante concentraciones y manifestaciones.

Escudándose en el reconocido prestigio de premiados como usted, alrededor de los premios Princesa de Asturias se organizan una serie de fastos donde los beneficiados de esta estafa que llaman crisis se dan un inmerecido baño de respetabilidad y donde al pueblo se nos reserva, como en las viejas monarquías feudales, el papel de meros figurantes, como vasallos sin voz que solo pueden aplaudir a sus señores, dentro de un decorado de cartón piedra donde se pretende ocultar la realidad que a muchos nos toca vivir.

Sólo basta repasar la lista de los miembros del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias para encontrar un nutrido grupo de eso que usted definió magistralmente como “amigantes”  que, con el dinero de los trabajadores y trabajadoras, se financian una campaña de autobombo más propia de otros tiempos y otras latitudes.

Tanto la Delegación del Gobierno en Asturies como la Fundación Princesa de Asturias, intentan evitar año tras año que quienes pretendemos que ese día se vea la Asturies real, nos podamos manifestar en la plaza de la Escandalera. Por eso hemos tenido que acudir a los tribunales en varias ocasiones para poder ejercer nuestro legítimo derecho a la protesta.

Queremos,  Don Emilio, por medio de esta carta, darle otra visión de lo que pasa en Asturies y de lo que significan, más allá del honor de contar con su presencia, estas ceremonias cortesanas donde se pretende utilizar a gente como usted para dar brillo a instituciones y personas que representan justo lo contrario que sus ideas y su ejemplar trayectoria.

Por eso, mientras usted estará el viernes próximo en el Campoamor, nosotros y nosotras estaremos en la Escandalera. Nosotros y nosotras, rodeados de policías. Usted, rodeado de amigantes, pero uno y otras compartiendo las mismas ideas acerca de la justicia social y de la dignidad de seres humanos que nos quieren arrebatar y a la que no renunciamos.

Precisamente, para defender estas reivindicaciones que, modestamente, creemos que compartimos con usted, estaremos en esa plaza frente al Teatro Campoamor el viernes que viene,  a pesar de los intentos de la Delegación del Gobierno en Asturies y de la Fundación Princesa de Asturias para evitarlo.

También, si su agenda lo permite, nos gustaría, aprovechando su presencia en Asturies, mantener una reunión con usted para exponerle la situación de nuestras luchas y nuestros conflictos. 

Reciba, en todo caso, un afectuoso saludo de las Asambleas de Trabajadores y Trabajadoras en Lucha de Asturies.