Published On: Dom, Jul 26th, 2015

La oposición critica la frialdad de Javier Fernández y su tono “personalista”

 

La portavoz del PP, Mercedes Fernández, subraya la falta de empatía con los que peor lo pasan, y cree que debería “haber trasladado esperanza a los asturianos que lo necesitan, a los que quieren trabajar y no tienen empleo”//

El presidente no hizo ninguna mención de los 93.000 asturianos que no tienen trabajo//

Discurso. (foto JOSÉ VALLINA).

Discurso. (foto JOSÉ VALLINA).

J. ROLDÁN

26-07-2015 La oposición y, especialmente el principal partido de la misma, el PP, criticó la frialdad del discurso de Javier Fernandez en su toma de posesión como presidente ayer sábado. La portavoz del grupo popular en el Parlamento, Mercedes Fernández, subrayó especialmente el tono “muy personalista” de su alocución y destacó el hecho de que no hizo referencias a los 93.000 desempleados de la región.

Para Mercedes Fernández, el presidente debería haber tenido más empatía y haber hecho una intervención más en clave colectiva y “haber trasladado esperanza a los asturianos que lo necesitan, a los que quieren trabajar y no tienen empleo”. Además, echó en falta “grandes referencias a Asturias y los asturianos, a los problemas de los jóvenes que buscan oportunidades fuera”. Sin embargo, Javier Fernández se jactó de su pragmatismo: “prometo”, dijo, “que no engañaré ni proclamaré los milagros imposibles ni vocearé en jarras el desafío teatral del valentón”.

Con un discurso que algunos consideraron en exceso “retórico”, el reelegido presidente, hilvanó una sucesión de impresiones personales: “Sé que soy mayor, que curvo los hombros, que tengo el mirar gastado”, dijo para entrar en en nuevas consideraciones personales: “En esa confesión no habita la tristeza, tampoco el desánimo. Me he hecho a los focos, a esa luz que te sorprende en cualquier ángulo, sea con la sonrisa dispuesta o con el gesto torcido; incluso me he acostumbrado a que haya quien piense, y sospecho que son legión, que el que no suministra cabriolas ni fotografías no trabaja”.

“Los grandes problemas”

El portavoz de Ciudadanos en la Junta, Nicanor García, echó en falta también alguna mención o “medidas para reactivar la economía asturiana y de lucha contra los grandes problemas”.

El secretario general de Foro Asturias y ex presidente del Principado, Francisco Álvarez-Cascos, destacó que “el escenario que se avecina con Javier Fernández es mucho peor que el de los tres años anteriores para los asturianos, para el PSOE y para el Principado”, y puso como ejemplo “los datos de evolución del empleo y de crecimiento de la economía”, que son ahora “mucho peores que en 2012 y sitúan a Asturias en la divergencia con España”.

El portavoz de IU, Gaspar Llamazares, fue casi la excepción junto con el PSOE y  calificó su discurso de “coherente con los compromisos adquiridos, con el empleo, el rescate social y la regeneración democrática”.

“Compromiso y diálogo”

Javier Fernández hizo también un discurso conciliador en el que manifestó que “incomoda mucho que se haga equipaje de rencores” , dijo en referencia a Podemos, y ofreció “diálogo y compromiso”, mostrádose como un político “huérfano de mayorías”, que busca el consenso con el resto de las fuerzas parlamentarias.

“Ministra, no cuente con la sumisión ni con la hostilidad de este Gobierno. Confío más en la colaboración leal. Habrá tiempo para la discrepancia. Estamos rodeados de arbitristas que sentencian cada mañana lo que incumplen por la tarde”, dijo dirigiéndose a Ana Pastor.

Fernández aprovechó también para dirigir algunas críticas contra los que “aseguran que la política está cambiando y dicen que hay vieja y nueva política. Discrepo: hay buena y mala política”, afirmó.

_MG_45744 (FILEminimizer)

Los expresidentes de Asturias (Foto JOSÉ VALLINA).