Published On: Mar, Mar 24th, 2015

José María Martínez, treinta y ocho años al frente de la Semana de Música Religiosa de Avilés

 

PERAL

23-03-2015

        José María Martínez Sánchez -más conocido en el mundillo musical asturiano y español, como “Chema”- cumple este año la nada despreciable cifra de treinta y ocho años, como director de la prestigiosa Semana de Música Religiosa de Avilés, evento cultural que ha tenido el honor de ser ofrecida a todo el país, en numerosas ocasiones, a través de Radio Nacional de España-Radio Clásica.

José María Martinez  (Youtube)

José María Martinez (Youtube)

Esta semana, Avilés vuelve a vivir este acontecimiento, aunque privada por vez primera de la Orquesta Sinfónica “Julián Orbón”, cuya inexplicable ausencia no ha sido dada a conocer, cuando esta agrupación ha sido uno de los baluartes de este evento que durante una semana, concita el interés de la Asturias musical.

José María Martínez Sánchez “Chema”, puso en marcha esta Semana de Música Religiosa de Avilés, junto a su “alter ego”, Avelino González Fernández en el año 1977.

   -Aquella primera edición se celebró en la iglesia románica de la Plaza del Carbayo y en ella tomaron parte la Orquesta Sinfónica de Asturias “Angel Muñiz Toca”, dirigida por el recordado maestro Benito Lauret; la Coral “Anselmo Solar”, de Gijón y el Coro Universitario de Oviedo.

-¿Quiénes son los participantes en la edición de este año?

-El Coro de Cámara de la Universidad de Salamanca; los organistas Pablo Taboada Jiménez, Juan de la Rubia e Izumi Kando y la Escolanía del Real Sitio de Covadonga.

    -¿Recuerda los momentos estelares de esta Semana de Música Religiosa de Avilés?

-Por supuesto. Mire, yo citaría la presencia en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery, del Coro Nacional de España; el estreno mundial de las dos primeras “Tentaciones de Jesucristo en el desierto”, del compositor madrileño, fallecido no hace mucho tiempo, Román Alís; las obras de encargo que realizaron el maestro Manzano, Pablo Miyar y Alfredo Aracil; la recordada “Misa de difuntos” de Hilarión Eslava; “Las siete palabras” de Haydn; las “Misas brevis” de Mozart; el “Triple concierto” de Beethoven y aquella recordadísima interpretación que de “El Mesías” de Haendel hizo el conjunto orquestal y coral “Ars Nova” bajo la batuta de Sabas Calvillo.

-Usted al frente de su Orquesta “Julián Orbón” también se ocupó de ofrecer obras de destacados compositores asturianos, injustamente algo olvidados por el público de nuestra región.

-Hemos ofrecido obras de Benjamín y de Julián Orbón y todavía en la edición del año 2014, interpretamos dos preciosas “Avesmarías” del candasin Pedro Braña -ex-director de la Banda de Música de Sevilla.

    -¿Sería posible ofrecer en una próxima Semana, las tres “Tentaciones de Jesús en el desierto?

         -Sí, porque yo creo que estoy casi convencido de que este Oratorio de Román Alís está completo. Pero en el supuesto de que no fuera así, bien podría terminarlo su discípulo Juan Carlos Casimiro Pinto, que ya hizo para nuestra Semana, la excelente obra “Las bodas de Caná de Galilea”.

      -¿Y quiénes podrían ser sus intérpretes idóneos?

-Tal vez los mismos que años atrás hicieron las dos primeras partes del Oratorio: la Orquesta Sinfónica de Asturias; el Coro Universitario de Oviedo, el barítono Alfonso Echevarría y todos ellos bajo la dirección del maestro Víctor Pablo Pérez.