Published On: Sab, Feb 14th, 2015

CC OO abre fuego contra el Gobierno asturiano por “priorizar el déficit sobre las necesidades sociales”

 

Antonio Pino advierte al ejecutivo que “tendrá problemas con CCOO” si no cumple con el acuerdo de concertación//

Subraya que la economía regional “no acaba de avanzar” y se encuentra con “peores” previsiones de crecimientos que en el resto del país//

Antonio Pino, en una manifestación.

Antonio Pino, en una manifestación.

14-02-2015

Se acabó la relación de guante blanco. El secretario regional de Comisiones Obreras, Antonio Pino, abrió ayer fuego contra el Ejecutivo autonómico y criticó con dureza la política del Gobierno de Asturias en materia social. Pino reprochó al equipo que preside Javier Fernández que “dé prioridad a tener un déficit público ajustadito mientras hay necesidades muy importantes en la sociedad”.

Ante los medios de comunicación el secretario general reprochó al Gobierno asturiano que priorice el déficit sobre las necesidades de la gente y le advirtió que “tendrá problemas con CCOO” si no cumple con el acuerdo de concertación. Antonio Pino se refirió igualmente al informe de coyuntura y a los efectos devastadores de las políticas y recortes del PP en el mercado laboral asturiano.

Además, hizo referencia también al momento político “complejo” que se vive actualmente, con la “irrupción” de Podemos, las situaciones de “crisis o conflicto” que tiene el PSOE, con “el tema de la comisión Villa o el Puerto de Gijón”, y  la renuncia de Francisco Álvarez-Cascos a presentarse a las autonómicas, así como el PP, con los “efectos de desgaste de sus políticas”, que dejan un “escenario interesante”.

En relación a la situación de Asturias, recalcó que la economía “no acaba de avanzar” y se encuentra actualmente con “peores” previsiones de crecimientos que en el resto del país, con un ligero aumento de empleo, aunque de manera “precaria, temporal y con bajos salarios”.

El informe  de coyuntura económica y sociolaboral presentado al máximo órgano de dirección del sindicato, reunido ayer en Oviedo, certifica la “clara debilidad de Asturias”, que no acaba de engancharse a la incipiente recuperación que, con más sombras que luces, parece percibirse a nivel estatal.

Reactivar salarios y rentas

“Asturias soporta cerca de 100.000 parados y el empleo que se crea es escaso, precario y con bajos salarios. Además, no alcanza a la industria ni permite, por tanto, el necesario cambio hacia un modelo productivo con garantías de futuro”, según el estudio del sidicato. Por otra parte, “aumenta la desprotección entre los parados, que ven agotadas sus prestaciones y mermada su cuantía”. De ahí la necesidad, explica el informe, de “aumentar los salarios y la renta de las familias para que la reactivación de la demanda se consolide y se traslade con intensidad a la actividad económica y el mercado de trabajo”.

Antonio Pino enfatizó la preocupación del sindicato por la evolución de la industria, un sector esencial en nuestra economía y cuya producción descendió el pasado año, según el INE un 1,4%, situándose en el nivel más bajo de la serie histórica. Una evolución que contrasta con el crecimiento estimado en el conjunto del país (1,4%).

En cuanto al empleo, el estudio resalta que “queda un largo camino para recuperar los niveles de ocupación anteriores a la crisis”. Asturias registró el pasado año 2.743 cotizantes más a la Seguridad Social que en 2013. Desde mayo crea empleo a un ritmo muy débil, en torno al 0,8%, claramente inferior al que se observa a nivel estatal (2,5%).

En cuanto al paro (Asturias contabiliza 99.514 personas sin trabajo) se redujo en 5.218 personas en los doce últimos meses. Pero este descenso del desempleo se explica en buena medida por el desánimo y la pérdida de población. Según la última EPA, 60.800 parados llevan más de un año buscando empleo y de ellos 42.300 más de dos. El 13,29% de los hogares de la región tienen a todos sus miembros activos en paro.

Los contratos aumentaron un 10,1% en 2014, pero sólo el 92,7% fueron temporales. Aproximadamente un 37,6% de la contratación registrada el pasado año reunía una doble precariedad: temporalidad y parcialidad. Sólo un 4,4% de todos los contratos firmados fueron indefinidos a tiempo completo.

Brutales cifras de despido

Según recoge el informe, los despidos están descendiendo, tras las brutales cifras de los últimos años, pero aun así se han producido no menos de 33 diarios en 2014. Los Expedientes de Regulación de Empleo retrocedieron entre enero y noviembre un 70,4%.

La negociación colectiva mantuvo un ritmo menor que en 2013, y de los 108 convenios negociados el pasado año únicamente 54 habían registrado sus tablas salariales. El incremento medio pactado fue del 0,46%, el más bajo de la serie histórica.

El secretario general de CCOO de Asturias alertó también sobre descenso de la cobertura por desempleo: 2014 se cerró con 47.853 perceptores, 8.066 menos que un año antes. La tasa de cobertura se encuentra en mínimos y sólo alcanza al 54,3% de los parados registrados. Se reduce la cobertura de las prestaciones, pero también su cuantía.

Finalmente el informe subraya la importancia de la nueva ayuda de los 426 euros, a nivel estatal, y del salario social básico en Asturias, que cerró el año con 14.017 titulares y un número total de beneficiarios que podría rondar los 30.800.

Tras el repaso a la situación económica y sociolaboral de Asturias y a las tareas pendientes (con mención especial a la movilización del día 18 en defensa del derecho de huelga), el Consejo debatió el documento confederal de medidas para reforzar las mejores prácticas de gobierno y control de CCOO, y el código de conducta. Las elecciones sindicales y la afiliación ocuparon el último punto del orden del día. El secretario confederal de Salud Laboral, Pedro Linares asistió a la primera reunión que el máximo órgano de dirección de CCOO de Asturias celebra en 2015.

Pedro Linares señaló que el documento servirá para reforzar el control, la transparencia y la participación en el sindicato. Así mismo, el responsable confederal se comprometió a tomar nota de las intervenciones del Consejo regional para trasladarlas al máximo órgano de dirección del sindicato.