Published On: Mar, Nov 11th, 2014

La CEA alerta del peligro de una planta de descontaminación de buques en El Musel

 

La Coordinadora Ecologista advierte que “aumenta el riesgo de contaminación para la bahía y las playas” de la ciudad

R. D.

Gijón-11-11-2014

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies (CEA), ha presentado alegaciones al proyecto de la planta de descontaminación, desmantelamiento y reciclaje de buques promovida por la sociedad DDR VESSELS XXI SL, que está en la fase de información. La CEA ha solicitado que se someta el proyecto a la Evaluación de Impacto Ambiental, ya que se ubicaría en “un entorno tan peligroso y contaminado ya como el Musel”. Los ecologistas advierten del “riesgo de contaminación para las playas de la ciudad”.

 

El Puerto de El Musel (Foto: CEA).

El Puerto de El Musel (Foto: CEA).

Según la CEA, la gestión de los barcos fuera de uso conlleva “graves problemas sobre el medio ambiente debido al gran volumen de residuos y la peligrosidad de muchos de ellos”.

La Coordinadora explica que aunque la exportación de residuos peligrosos desde la UE a países no pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) “está prohibida desde 1998, esta legislación se elude de forma habitual, y la gran mayoría de los buques de pabellón de países miembros de la UE fueron desguazados en países con escasas garantías ambientales y laborales fundamentalmente de Asia. Hay autores que estiman que un 75% de la contaminación marina de hidrocarburos proviene del desguace de barcos”.

Tráfico de residuos de países con pocos controles 

“Aunque nos preocupa y mucho el trafico de residuos a países con escasos controles, también nos preocupan que acaben en el Musel una parte de esos antiguos y contaminados barcos europeos para su desguace, nos convertimos otra vez más en un vertedero de terceros países, en vista de que todo lo que está llegando para el puerto de El Musel hasta ahora es industria más sucia de la que ya había antes (regasificadora, almacén químico, desguace, etc.), solo les falta llevar la incineradora para completar el lote que tienen con depósitos de combustible, depósitos de carbón y otros graneles contaminantes”, añade la CEA.

Según los ecologistas, “desguazar un barco con una buena gestión ambiental y laboral cuesta dinero, porque la gestión adecuada de los residuos presentes como amianto, lubricantes, hidráulicos, PCB y otros,  es superior a la venta de los materiales recuperados”.

Además, precisan que los procesos de descontaminación de barcos generan de forma habitual “abundantes vertidos de sustancias contaminantes”. Y el hecho de que se pretenda realizar una parte del desmantelamiento en el mar, “aumenta este riesgo, porque los grandes vertidos se pueden  cercar y contener en gran medida, pero los pequeños y habituales es muy difícil que se contengan, lo que genera un efecto acumulativo de contaminación del agua de la zona que al final es el de la bahía, donde aparte de actividades pesca también hay playas usadas por miles de personas”.